Seleccionar página

El interiorismo da un paso más, y no solo soluciona un espacio, sino que es capaz de transformarlo en toda una experiencia sensorial. Por lo tanto, podemos afirmar, que el diseño es el conector entre el espacio y las emociones, y que los materiales juegan un papel relevante para que dicha conexión se produzca.

Viernes 15 mayo a las 18h

Inscríbete