Seleccionar página

Hemos relegado el uso de la mano a las caricias de las apps y con ello no nos dimos cuenta que perdimos un cerebro creativo, porque tenemos dos y uno está entre los dedos. Explorar la conexión entre la cabeza y la mano y cómo podemos utilizarla para pensar. Porque la mano piensa.

Viernes 8 mayo a las 18h

Inscríbete